El transporte de carga a través del territorio nacional, a puertos, ciudades capitales e intermedias, con vehículos en condiciones técnicas óptimas y con equipos de telefonía celular y de localización satelital.

La movilización efectiva de las mercancías se desarrolla a través de un proceso de selección de clientes y del parque automotor contando con el apoyo de los sistemas de gestión de calidad y de seguridad y control que se encuentran en un valioso proceso de implementación.

El pilar fundamental de nuestra Compañía son nuestros clientes y el parque automotor que respalda nuestro servicio; la primera etapa es la solicitud que recibimos por parte del cliente vía telefónica o a través de nuestra página web.

 
 
 

Analizadas las necesidades de nuestro cliente se procede a la selección del parque automotor aplicando un proceso de verificación de referencias documentado y apoyado en organizaciones serias y comprometidas con el sector, entre ellas Asecarga y la Policía Nacional de Carreteras.En la etapa de selección del parque automotor se dispone la utilización de vehículos en condiciones técnico-mecánicas apropiadas. Durante la segunda fase o etapa, se procede a la coordinación de la operación de cargue o retiro de la mercancía y finalmente se realiza el seguimiento y monitoreo de la flota durante todo el recorrido hasta su destino final, teniendo en cuenta variables como horario, lugares críticos, condiciones de las vías, entre otras.

 
 

Apoyados en herramientas como la tecnología celular y los puestos de control se culmina con la tercera etapa que consiste en la supervisión del tránsito de los vehículos.

De acuerdo a las condiciones de las mercancías se implementan controles adicionales como el acompañamiento vehicular o motorizado, el servicio de escoltaje puerta a puerta, mismos que son prestados con el apoyo de empresas de seguridad legalmente constituidas.